Y es que, todo depende del balcón desde el que miras

Y es que, todo depende del balcón desde el que miras

martes, 27 de diciembre de 2011

Yo y mi yoga, pues yoga se llama...


Si os digo la verdad me encaminaba hacia el final de 2011 pensando que no ha sido un gran año. Sin embargo, como me pasa siempre que me paro a analizar las cosas, y, empezando por el tema central de este post -el yoga, otra vez-, acabo de encontrar, en sólo dos segundos, dos buenos argumentos para no tirar este año al cubo de "sin pena ni gloria": 2011 es el año en que dejé de fumar y -relacionado con lo anterior- 2011, además, es el primer año de mi vida en que el yoga ha estado presente desde el primer al último día.

Si echáis atrás en el archivo del blog, os daréis cuenta de que el yoga inundó mi realidad a mediados de 2010, aunque nada llega por casualidad y hasta yo me sorprendo de ver en escritos anteriores que estaba rondándome. Hace un par de meses descubrí que todo está rondándonos y sólo hay que atraparlo (la frase, creo, es mía, aunque como no es nada original puede ser de cualquiera); y esto me recuerda que 2011 ha sido, aunque no lo parezca, un año de auto-aprendizaje bastante interesante.

Va a resultar que 2011 ha sido un año con bastante más contenido de lo que yo pensaba...

Pero os decía que el tema de este post era el yoga y no hago más que rondarlo y no abordarlo. Es lógico, el yoga no es algo aislado en mi vida, ya forma parte de ella. O mejor, ya forma parte de mí. Y como todo aquello que es mi esencia me produce sensaciones, pensamientos, acercamientos y alejamientos. Hay días que consigo sumergirme en él, hay temporadas en que tengo la sensación de que no soy capaz de recuperar el apasionamiento que despertó en mí nada más conocerlo. Entonces sueño con recuperar ese "ensimismamiento", mientras que por otro lado me doy cuenta de que quizás haya dado un paso más, pero no lo suficiente...

En realidad, soy consciente de que el yoga va a estar aquí, ya de por vida, y que irá cambiando al mismo tiempo que lo hago yo. Creo que mi yoga es diferente que el de cualquier otra persona. Me moldea y yo le moldeo, nos moldeamos... Estoy segura de que el yoga establece una relación especial con cada una de las personas a las que abraza.

Por eso, he disfrutado con el libro "La Rueda. Mi vida en 23 posturas de yoga" de Claire Dederer (hermana del cantante de The Presidents of the United States of America, para quien le gusten este tipo de anécdotas), que mi amiga M. (mi vida también está llena de emes) me regaló hace unos meses. La historia de Claire no es nada del otro mundo, quiero decir que es un libro autobiográfico escrito con sencillez y sin dramatismo, que no cuenta más que el discurrir vital de una mujer "de mediana edad", como tú (o como tu novia, tu madre o tu hermana, que a saber quién me está leyendo en este momento) y como yo. Pero el tesoro de ese libro son las reflexiones acerca del yoga que la autora hace en cada capítulo.

El yoga es una sorpresa diaria, es descubrir que esa postura te resultará más fácil si pones las piernas firmes o si concentras tu energía en cada movimiento. Es intuir que debes probar otros tipos de yoga, otros profesores. Es compartir tus sensaciones con otras personas que también lo practican e intercambiar conocimientos (o truquillos). Es saber que nunca lo dominarás, pero no dejarás de aprender. Es aceptar que sigues siendo tan poco atlética como siempre, pero no tan pésima como pensabas.

Es como observar una enorme biblioteca y, en lugar de agobiarte porque seguramente no te dará tiempo a leer todos los volúmenes, congratularte por todo lo que te queda por descubrir.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Felicitación navideña


Maru me atosiga: Mel, es hora de que escribas algún post navideño. -¿Por qué yo? le interrogo- Bueno, tú eres más tierna, más profunda, más sensible, tu carta de Reyes es todo un clásico... y además, no sé, no tengo mucho espíritu navideño.
Navideño no, pero de mando..., pienso. A pesar de todo, como soy así, me pongo a darle vueltas, o igual no le doy ninguna, y me lanzo a ello. La verdad que este año no sé que pedir, estoy en esa fase de mi vida en que he asumido que todo aquello que me pasa tiene una responsabilidad final que es mía, así que ¿para qué pedir un poder que ya poseo?
Aunque claro, también está la teoría de que todo pasa por algo. Pero ¿y si ese algo pasa antes o después y ya no me afecta? Así que este año mi carta de Reyes Magos será clara, concisa y concreta:

Queridos Reyes Magos:

Este año sólo os pido que en el momento en que pase ese "algo", cualquier "algo", tenga los sentidos alerta, la mente despierta y el ánimo arriba.

Y que tengamos... TODOS... muchas cosas que celebrar. 


Y sí, con esta desfachatez, esta simpleza y estas escasas líneas os deseo una FELIZ NAVIDAD 2011, sobre 2012 ya hablaremos...

domingo, 18 de diciembre de 2011

La Cenicienta


Si aún tenéis pendiente, en vuestra lista de tradiciones navideñas, el espectáculo teatral con los pequeños de la familia, una buena opción es elegir La Cenicienta que la compañía "La Ratonera Teatro" representa en el Teatro Fígaro de Madrid.

¿La Cenicienta otra vez? Sí... y No. Una nueva, original y divertida versión de La Cenicienta. Y esto no quiere decir que sea otra historia. No, es la auténtica historia de la Cenicienta muy bien contada. Los buenos contadores de historias son los que consiguen relatarnos la misma historia de siempre, pero de una  manera tan "personal" y única que logra, no sólo interesarnos, sino sorprendernos.

La Cenicienta, llevaré sólo a Raquel, pero ¿a Pedro? Sí, lleva a Pedro, y a Matías, y a todos los chicos de la familia, se lo pasarán de fábula. Si al oír La Cenicienta has pensado en un souffle de merengue rosa, vete quitándote la idea de la cabeza.

La Cenicienta, puf, qué tostón, pero lo haré por los niños. Piensa lo que quieras, en cuanto entres, te sientes y comience el espectáculo te sentirás un niño más. Aplaudirás, darás palmas, te reirás y hasta bailarás... y saldrás convertida en fan de Papelito Pegado.

¿Que no tienes niños? Pues agarra a tu sobrino, al hijo de tu amiga o a tu primo pequeño... no te arrepentirás. 

Palabra de la tía M. agraciada en esta ocasión con una de las -ya- tradicionales entradas navideñas de la tía C. (mi vida está llena de Ces).

martes, 13 de diciembre de 2011

Radiografía registral


Imagina una empresa en la que, una vez descontados los gastos, se reparten todos los beneficios, mes a mes ( por si te lo preguntas, un 60 por ciento el empresario y un 40 por ciento entre todos los empleados). Date cuenta de que cuando vengan las vacas flacas, la empresa no tendrá "fondos de previsión".

Imagina que ese empresario no tuvo que invertir dinero en crear esa empresa (es cierto que invirtió muchas horas de estudio y mucho tiempo de su vida en aprobar). Sí, nuestro empresario es funcionario, pero gestiona una empresa privada con unos empleados (heredados, en su mayor parte, eso sí) que no lo son.

El empresario, tiene opción de optar a otra de las empresas "del grupo". El empleado permanece allí por los siglos de los siglos, generando, en ocasiones, verdaderos "clanes" (naturalmente, a la hora de contratar a alguien es preferible conocido, si es de la familia mejor), frente a los cuales, cualquier empleado ajeno, de las últimas hornadas, lo lleva clarinete. En ocasiones, también los empresarios de los que hablamos van dejando algún amigo o familiar "intocable" por las empresas por las que pasan.

En algunas ocasiones, y según el talante del empresario, de sus asalariados, y del poderío de los "clanes", se generan situaciones no muy equitativas, en las que el empresario prefiere no intervenir -total, su paso por allí es temporal-, que los empleados más favorecidos tampoco se preocupan en cambiar (Date cuenta que cuando un empleado promociona, su sueldo aumenta "a costa del de los demás", un 40 por ciento es un 40 por ciento. Lo que crea un ambiente bastante "viciado"). Digamos que el divide y vencerás está a la orden del día en algunas de estas empresas donde nepotismo y despotismo van de la mano.

Y abuso del "en ocasiones" porque todo depende de la empresa a la que mires. Aunque todas pertenecen al mismo colectivo, cada una de esas pequeñas empresas funciona a su libre albedrío. El reparto del 40 por ciento entre los empleados, y en general, las relaciones laborales de estas empresas, están sujeta a unas reglas poco definidas y bastante obsoletas. En realidad, el Convenio que las rige lo es: se firmó en 1992 y según su artículo 3: "La duración del mismo será de cinco años, pudiendo ser denunciado, bien en su totalidad, bien parcialmente, transcurridos tres años, entendiéndose que, en caso de no producirse denuncia, el mismo se prorrogará indefinidamente por iguales períodos y con iguales plazos de denuncia..." No ha existido renovación alguna, lo que hace suponer que no ha habido denuncia alguna, pero desde que tengo "uso de razón" por estos lares existen "conversaciones" -por llamar de alguna manera al desencuentro total entre sindicatos y patronal- para modificar el convenio desde hace más de ocho años.

Pero el convenio no solo es obsoleto por la fecha en que se firmó, es que hay elementos fundamentales del mismo, que han sido eliminados unilateralmente, como el establecido en el siguiente párrafo de su preámbulo: "Extraordinaria importancia tiene en el presente Convenio la Comisión de Vigilancia y Segimiento prevista en el artículo 91 del Estatuto de los Trabajadores, ya que a ella corresponden destacadas funciones que son necesarias dadas las peculiaridades de la regulación pactada. La Comisión, sin perjuicio de la competencia de los Tribunales, es la que interpreta y vela por la aplicación de lo pactado en el Convenio."

A día de hoy esa Comisión, debido al "gran entendimiento" entre las partes, ha sido despojada por la patronal de muchas de sus funciones, como de la participación en los exámenes de promoción. Aunque dada la naturaleza de dicha Comisión -principalmente participada por el sindicato mayoritario, una especie de "sindicato vertical de los intereses de los antiguos clanes"- la cosa no tiene mucha importancia.

Este es un pequeño -aunque se me ha alargado un poco- boceto del "peculiar" funcionamiento de los Registros de la Propiedad. Sí, esas empresas existen. Un sistema que perpetúa sus carácter decimonónico, por no decir medieval, gracias, sobre todo, a dos circunstancias: 1.- la institución cumple sus objetivos -salvaguardar los derechos de los propietarios de inmuebles- con gran eficacia y 2.- la mayoría de los ciudadanos desconocen esta forma de funcionar -algo favorecido por el silencio mediático, parece increíble que una institución tan arcaica en sus formas no esté más presente en los medios, pero donde hay poderío, hay poderío-.

Este relato pretende ser lo más objetivo posible, pero claro, cada uno da su visión del asunto y hay argumentos de desde todos los frentes (os reto a encontrarlos en Internet, es difícil, no creáis). Lo único que sé es que detrás de todo esto hay un montón de empleados perplejos e indefensos ante la crisis.

El caso que yo conozco, hace un par de días, revisó sus nóminas de hace nueve años, y dos categoría profesionales más allá, la diferencia era inexistente o incluso nostálgica. Buscó consuelo en la lectura del "convenio vigente" y tarareó: Las noticias que traigo, mire usted, las noticias que traigo, da ganas de llorar, Do Re MI, Do Re Fa, dan ganas de llorar...

Pesadilla por la street


Me persigue la crisis. Qué tía más asquerosa. Me meto en una tienda, agarro la manga de un jersey y allí está ella.
- Hola chata, si quieres llámame Cris.
- Sí, lo que me faltaba, que vayas usurpando personalidades. Quita bruja, no ves que no te hago caso, que soy abanderada de la alegría, el optimismo y el buen humor. Conmigo lo llevas claro.
- Sí, sí, pero mira como corres.

Tiene razón, he huido. Pero para retarla, una vez que he comprobado que no me sigue, me meto en un café coquetón y me pido un capuccino ¡toma ya! Soy feliz, me entretengo recordando las mejores escenas de Top Secret, no sé porqué, supongo que estoy nerviosa y tengo una regresión a la época en que mis hermanos recitaban sus diálogos de memoria. Decido que será mejor que me centre en el tercer ojo, cierro los otros dos. Y entonces, entonces entran dos hombres de más que mediana edad.
- No veas la crisis, me tiene loco. No dejo de pensar en ella.
- ¿Y tu mujer qué dice? ¿No se pone celosa?
- Para nada, hay veces que nos acostamos los tres juntos.
- Caray, qué cambio.

Ni ajo, ni estacas, guiños amables
La crisis, que lo revuelve todo. Salgo a la calle. Hace una noche ideal, no demasiado fría, y la niebla, recortada por los edificios, le da a la ciudad un toque acogedor (en realidad soy una fan total de esta ciudad, siempre le encuentro el punto). Me pongo romántica y hasta pienso en acercarme a mi banco y sentarme un ratito. Pero ahí vuelve, danza a mi alrededor y me nubla la vista. Quita tuso, la aparto haciendo aspavientos, muevo mis brazos y aprovecho para bailar fiebre del sábado noche en mitad de la Castellana (mi hermana tiene razón, estoy obsoleta musicalmente, tengo que renovarme).

Cuando termino, en plan superabuela, recorro el camino a casa dando volteretas. Llego, cierro la puerta y para emular las "buenas" películas de terror, me pego de espaldas a ella con los brazos en cruz. Me siento tan natural en esa pose que decido hacer una meditación y me centro en el tacto de la madera contra mi espalda. Quince minutos después me dan calambres, así que me dirijo al salón y enciendo la tele. Horror, ella está ahí, lo protagoniza todo, lo que vamos a gastar estas Navidades, o mejor, lo que no vamos a gastar. Apaga, apaga, apaga.

Saco mis cuadernos, mis bolis, mis lápices y me pongo a crear, más o menos acertadamente. Ahora sí que puedo con ella. Con estas manitas y un poquito más. Lo siento mona, lo quieras o no, y cueste lo que cueste, te voy a vencer a golpe de imaginación, nada dura eternamente.


Meditación express


Al fin lo he conseguido, llevo al menos una semana levantándome un poquito antes para practicar algo de yoga antes de salir de casa. Como todas las cosas buenas que pensamos que suponen un esfuerzo (cuesta tomar la decisión de sacar el pie de la cama), una vez que coges carrerilla todo va rodado. Es como ir a correr, o practicar con regularidad algún deporte, cuesta salir de casa y coger la rutina. Cuesta, cuesta, pero cuando lo consigues se agradece.
Pioneros, haberlos, hailos
A pesar de todo, lo que no he conseguido es levantarme lo suficientemente temprano para hacer yoga y además llegar sobrada de tiempo al trabajo. No, ni mucho menos. Y mañana tampoco será el día, vistas las horas a las que hoy cerraré los ojos -otra vez- de nada me vale meterme en la cama con intención de apagar antes la luz, siempre hay algo interesante que hacer, leer, escribir, dibujar o inventar (hay veces que me parece que me faltan horas del día)...
Pero como todo tiene solución se me ha ocurrido una idea genial que revolucionará el mundo del transporte urbano -la tuneladora a su lado va a quedar convertida en pura anécdota- acabo de idear y tácitamente patentar (¿será válida esta reivindicación?) el vagón meditación.
El vagón meditación puede colocarse al principio, al final o en el mismísimo centro de cada "convoy", lo mismo da. Carecerá de asientos, pero estará mullidamente enmoquetado y repleto de cojines. El viajero entrará en silencio, se descalzará (los malos olores, impensables en gente empática y espiritual, serán sancionados) y se sentará en "postura fácil de yoga", postura de medio loto o postura de loto (según gustos y habilidades propias), para unirse a la meditación en curso.
La gente saldrá feliz del metro, relajada, dispuesta a enfrentarse al día con ánimo, curiosidad y entusiasmo, y yo dejaré de llegar tarde a la oficina.

domingo, 4 de diciembre de 2011

Cosas en las que creo u otro salario es posible


Mel ha abierto la veda y ya sólo pensamos en esas cosas en las que creemos, a veces somos monotemáticas...

Y sí, a pesar de los pesares actuales, creo firmemente en la subida del salario mínimo interprofesional como medida de choque ante la crisis. 

¡Pero qué dices loca! ¡Se nota que no tienes ni idea de economía! ¡Utópica! ¡Idealista! ¡Pringada! ¡UUUUUhhhhhh!

Tranquilos queridos lectores, tenéis toda la razón, no soy una gran estratega y seguramente muchas cosas se me escapan. Pero yo os voy a dar mis razones por las que creo en el segundo párrafo de este post:

1- Una economía sin capacidad de consumo no puede crecer. Empresas patrias como Inditex o El Corte Inglés no pueden vivir -como seguramente lo puedan hacer las grandes marcas de lujo- de las 500 primeras fortunas del país. Zara, Mango, El Corte, y otras más necesitan que los ciudadanitos de a pie tengamos unos euricos "de sobra" en el bolsillo para renovar nuestro vestuario y no tener que vestir a la moda de "lo que tengas en el armario". Y quien habla de vestuario habla de miles de "aperos" vitales, superfluos o no, más. Y eso hablando de las empresas grandes, imaginaos los pequeños comerciantes sin clientes...

2- Un salario mínimo decente activa el mercado de trabajo. Por varios motivos: En la mayoría de empresas españolas hay trabajadores "quemados" aferrados a un puesto de trabajo que no les gusta y al otro extremo hay un directivo hartito de ese trabajador quemado. Si hablásemos de física cuántica podríamos decir que son partícula y antipartícula y aunque no se anulen materialmente si lo hacen anímicamente; en realidad tenemos un trabajador que desea que le echen para agarrar una indemnización y echar a correr y un directivo dispuesto a ejercer el "moving" antes que claudicar. ¿Quién se atreve a dejar un trabajo mileurista y se arriesga a ser submileurista? Un salario interprofesional medianamente decente -y no el que hay hoy día, con el que es imposible que nadie pueda vivir- aleja ese miedo a perder el puesto de trabajo, crea gente más valiente, más arriesgada y más ambiciosa (en el sentido de crecimiento profesional)...

3- ¿Que cómo se soporta ese aumento en tiempos de crisis?: Bajando el coste adicional que el empleado le cuesta a la empresa y, sobre todo, usando esta reivindicación como moneda de cambio frente a esa flexibilidad en el despido y la contratación que las empresas reclaman.

4- Un salario decente revaloriza al empleado, le hace más digno y evita abusos. Favorece un mejor ambiente laboral, hace crecer el respeto dentro de la empresa, y la implicación del empleado en los objetivos de la empresa.

5- Un salario decente libera a mucha gente de parte de sus preocupaciones, de la ansiedad, del estrés, genera optimismo y sí, felicidad, y yo como Mel, me he sumado a la cruzada.

Me dejo muchas cosas en el tintero, lo sé, podría estar horas haciéndoos este alegato a favor de la subida del sueldo mínimo interprofesional. Que creo totalmente compatible con la moderación salarial, que desde luego yo entiendo que debe de empezar por arriba y no por abajo.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Cosas en las que creo: pensar en positivo


Sí, en serio, creo en todas esas teorías, mucho más científicas de lo que puedan parecer a primera vista, de que pensar en positivo conduce a mejores resultados. Y creo en ello, aunque en ocasiones -ya os confesé hace tiempo mi costumbre de llorar una vez al mes- no lo ejerza como debería.
¿Por qué os cuento esto? Pues porque el otro día leí una columna genial de Elvira Lindo en la que se comprometía a practicar y difundir la alegría, ahora que tan subversiva parece (Elvira Lindo dixit). Y yo, que soy de Elvira desde que me la presentó el Gafotas, hice examen de conciencia y he decidido unirme a su grupo, porque yo también soy de las que leen el libro del de al lado, entre otras cosas.
Así que a partir de ahora, me comprometo a barrer el derrotismo cuando aparezca a las puertas de mi mente, a enderezar mis hombros cuando se me resbalen, a levantarme la sonrisa a golpe de imágenes amables, a dejarme los ojos hasta encontrar la buena perspectiva, a no enredarme en conversaciones sin salida (lo que no quiere decir que me niegue a hablar de ciertos temas, sino que los escucharé y daré mi opinión, sin que absorban mi ánimo y procurando aportar siempre algo positivo) y a mermar la presencia de la frase "con la que está cayendo" del vocabulario patrio. ¿Te unes a nuestra cruzada?

jueves, 24 de noviembre de 2011

Nuevas estrategias


Algo está cambiando, en serio. Lo comentaba hace unas semanas con dos amigos. "Mirad lo de La Noria" les ponía yo de ejemplo. Ellos, ambos profesionales de la comunicación, me replicaban "Maru, eso no es más que estrategia publicitaria ¿De veras crees que les importa algo mejorar los contenidos de la televisión? Ha saltado la liebre y tienen que unirse a la protesta, demostrar que sus empresas también son "políticamente correctas".
"A lo mejor tenéis razón. Pero aunque sea por estrategia de comunicación ¿no es ya un avance que las empresas tengan que ser solidarias, ecológicas, éticas y coherentes porque su público se lo demanda?"
Es como esa escena que os comenté hace tiempo de una película española de los 60 en la que la protagonista desenvolvía un regalo en plena calle y tiraba el papel al suelo ¿creeis que sería posible una película con una imagen así hoy en día?

Algo está cambiando, os lo aseguro, y hoy he vuelto a comprobarlo. Por casualidades de la vida -una amiga que no podía asistir, mi curiosidad innata y declarada y la presencia de Mario Alonso Puig en el programa- he acudido a una presentación de la empresa Atos Worldwide, especializada en servicios de transacciones electrónicas.
Me ha encantado comprobar que las empresas, o algunas empresas modernas, no se limitan al autobombo comercial en sus eventos. En este caso, la presentación en sí ha durado menos de veinte minutos. El resto ha sido un regalo para los asistentes (directores de área de diferentes empresas): dos ponencias interesantísimas sobre la manera en que las empresas y sus directivos pueden hacer frente al momento actual.
La primera a cargo de Antonio Mas, con un recorrido sobre algunos de los originales ejemplos de negocio que proliferan hoy en internet y la clarísima conclusión de que el gran competidor de una empresa a día de hoy puede ser cualquier adolescente imaginativo con ganas de innovar, y la segunda a cargo de Mario Alonso Puig, sobre las cualidades más acertadas para un directivo a día de hoy. Ambos han coincidido en la importancia de la cooperación, la creatividad, la generosidad, el intercambio de conocimientos en el desarrollo de las "Startup" y el aspecto positivo de incorporar ese espíritu al mundo de la empresa. Antonio Mas habla de crear tiempo de calidad y acabar con la "institucionalización"y Mario Alonso de crear una visión compartida de la empresa, a través de la creatividad y la cooperación. (Entre otras cosas muy, muy interesantes. En serio, no le perdáis la pista a ninguno),

miércoles, 23 de noviembre de 2011

SEGUNDO ANIVERSARIO





Parecía que no iba a llegar nunca. Qué nervios, esta mañana todo era correr de aquí para allá dando los últimos retoques y eligiendo modelito. Pero ha merecido la pena. Aquí no cabe un alfiler. 
Mañana comenzamos nuestro tercer año en el balcón. Como veis lo estamos celebrando por todo lo alto. 
Muchas gracias por la enorme participación en el concurso, en breve publicaremos la lista de ganadores.
Y ahora os dejamos. La juerga continúa.





martes, 22 de noviembre de 2011

La nueva guerra de los botones



Hace unas cuantas películas decidí que iba a esperar al día siguiente para dar cuenta en el blog de mis impresiones. No es lo mismo dar tu parecer a la salida del cine que dejar cocinar tus impresiones a fuego lento. Hay películas que cuanto más las piensas más jugo les sacas y más descubres lo que te han transmitido.
Pequeños salvajes patrios
Pero parece ser que la peli de ayer -ya me estoy asustando de tanta solitude filmográfica, necesito un poco de bullicio- me sigue dejando la misma impresión a estas alturas como en el camino de regreso a casa. No sé si soy yo o que ayer tenía un mal día, pero "La nouvelle guerre des boutons" (en la traducción parece que se han dejado el calificativo por el camino, misterios de la "retitulación" española; claro que eso no es nada si comparamos "Cuando ruge la marabunta" con "The naked jungle", por poner el primer ejemplo -no demasiado desafortunado, los hay peores- que se me ha ocurrido buscar en internet) me pareció la típica película "fabricada" para obtener unos estupendos resultados comerciales.
Me explico, la película es pastelona, previsible y facilona. Un producto con el que el director de "Los chicos del coro" parece querer repetir taquillazo. Yo creo que pierde frescura. 
Y eso que yo iba con mis expectativas a tope: basada en un título emblemático -La guerre des boutons- de la literatura juvenil francesa (que por cierto tengo en casa hace años y nunca consigo terminar porque siempre se cruza un segundo título en mi camino, pero que me he prometido leer de principio a fin de una vez) firmado por Louis Pergaud y con el precedente de otra película, también emblemática, de 1962 (dirigida por Yves Robert, que también me he comprometido a ver).
Christophe Barratier, el director de la nueva versión, traslada la acción a la Francia ocupada de la segunda guerra mundial, y creo que ahí está el fallo. Él dice que ha querido rodar la película que le habría gustado ver de niño, yo creo que la ha llenado de sentimentalismos de adulto, por lo que la historia pierde bastante frescura.
Pero es sólo una opinión, también es cierto que las escenas que he visto en youtube de la versión de 1962 dan fe de que hay un gran paralelismo entre ambas películas y que la de Barratier se deja ver con facilidad -aunque es bastante más ñoña-. (Tal vez cuando consiga leer el libro de cabo a rabo y haya visto la versión de Robert mi opinión cambie respecto a ésta, ya sabéis a veces el contexto contextualiza...)

lunes, 21 de noviembre de 2011

Por Madrid sin un duro I: Dos exposiciones a tiro de piedra


Alta Costura y Cine son las temáticas de dos exposiciones, apenas quinientos metros la una de la otra y ambas hasta el domingo 8 de enero.

La primera Yves Saint Laurent (en la Fundación Mapfre. Pº de Recoletos 23). Para sorpresa de muchos la exposición sobre el modisto es mucho más que una muestra frívola para "fashion victims". En realidad, este recorrido por la moda femenina desde finales de los años cincuenta hasta su último desfile en 2002, es una lección de historia y arte contemporáneo. Merece la pena ir con tiempo para verla de arriba a abajo (en este orden: planta 0, planta 1, planta -1), vídeos incluidos. Un acierto desde el principio hasta el final: 141 modelos completos de diferentes colecciones perfectamente colocados para apreciar cada uno con todo detalle, la reproducción del despacho del artista, su voz resonando en una cortita entrevista, la música de cada espacio, la muestra cronológicamente ordenada de sus bocetos. Y a mí, especialmente, me cautivó La Vilaine Lulu, un poco correcto cómic lleno de humor y creatividad, representado en la exposición por dos láminas y un vídeo. Para todo tipo de públicos, en serio, lo digo por los hombretones patrios... (Acabo de poneros el enlace y ya solo la página web es digna de ver...)

Y la segunda 25 Aniversario de los Premios Goya. Un viaje al cine español (en el Centro de Arte Fernán Gómez. Pza. Colón). Otra restrospectiva, esta vez cinematográfica, centrada en las 25 películas ganadoras de las diferentes ediciones de estos premios. Una muestra fácil de ver (yo la descubrí con una amiga y tres niños y nos dejaron verla, aunque habrá que volver). Decorados, fotografías, storyboards, pruebas de vestuario... una manera original y atractiva de presentar cada uno de los 25 títulos. Pequeñas pinceladas que te llevan a recordar los títulos vistos o a prometerte que verás los que te quedan pendientes.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Física cuántica


Lo sé, os debo una explicación (¿qué es eso de que la física cuántica te tiene loca? quizás se haya preguntado alguno), pero ¿cómo resumir mis escasas nociones de física cuántica sin hacer el ridículo? Pues de la manera más fácil a la que os tengo acostumbrados, confesandoos, como siempre, que solo sé que no sé nada, pero no veais cómo disfruto atisbando nociones.

La física, ese arcano incomprensible que a los que somos de letras nos suena a cosa muy seria y rigurosa no es lo que parece. Los físicos a los que he oído o leído últimamente es gente que habla de cosas tan "espirituales" como el entralazamiento -según el cual dos partículas entrelazadas pueden influirse a enormes distancias. ¿Habéis oído hablar de que todos y cada uno de nosotros formamos parte del todo cósmico?, pues he aquí su explicación científica- o "mágicas" como teleportación -sí, sí, el desaparecer en un sitio y aparecer en otro-, efecto tunel -que las partículas puedan llegar a atravesar algo sólido- o principio de superposición -según el cual, por ejemplo, todas las posibilidades existen al mismo tiempo y sólo dejan de hacerlo cuando el observador se fija en una opción en concreto; pero esto que parece tan admisible a nivel teórico lo defienden estos señores tan serios en la práctica: según ellos una partícula cuántica, en una bifurcación, puede pasar por los dos caminos a la vez, pero si te paras a observar como lo hace... la partícula decide pasar sólo por uno de los dos-, y unos "cuantos conceptos" más en los que no voy a extenderme porque es tontería que yo lo haga.

Como resumen os diré que según mi corto alcance la física cuántica es el mundo del "todo es posible".

Y para que os inicieis en tema tan apasionante os recomiendo un título juvenil: "La puerta de los tres cerrojos" de Sonia Fernández-Vidal, -uno de nuestros cerebros nacionales, no hay duda, pues esta "jovenzuela" tiene un curriculum con paradas en el CERN y en el LANL, entre otros-, al que esta Maruxiña llegó por casualidad después de oír una entrevista de la autora en el programa "No es un día cualquiera" de RNE.

Una buena manera de conseguir comprender, por fin, qué es la física cuántica, o al menos sus umbrales y avivar la curiosidad propia. Os lo digo por experiencia propia, yo por ejemplo me lanzaré a partir de ahora a buscar más información "de a pie" sobre el tema. Porque no me digáis que no es enganchante una ciencia que sustenta la siguiente premisa "Si quieres que sucedan cosas diferentes, deja de hacer siempre lo mismo"

jueves, 10 de noviembre de 2011

11-11-11


Dicen algunos -corrientes yoguicas mayormente, por lo que he podido comprobar- que mañana, es decir, dentro de pocas horas, entraremos en la Era Acuario. Una nueva mentalidad regirá el mundo. 


A mí me gusta pensar que realmente vamos hacia ese otro mundo mejor y se me había ocurrido esbozar unos pocos argumentos, señales positivas de que nuestra mentalidad está cambiando. Pero como no lo tengo preparado y es tarde no lo voy a hacer (lo que no quiere decir que no lo haga ya entrada la era acuario, la física cuántica me tiene loca). 


De momento, os dejo pensando que otro mundo es posible... o lo que haréis si os toca el sorteo de la ONCE, vosotros veréis, pero no dejéis de soñar, eso no.

martes, 8 de noviembre de 2011

Inquietudes


Por si no tuviera poco con mi mundo emocional, voy y me apasiono políticamente. "Eres más social" me dijo el otro día alguien utilizando en un sistema de clasificación de temperamentos basados en la tricotomía social-mental-sexual, "también tengo mi puntito sexual" le contesté para hacerme la dura, pero no me sirvió de nada.
Así que aquí ando intentando definir un voto útil. Yo partía de la premisa de que no iba a votar a R., ni a R., no sólo porque piense que el bipartidismo tuvo su época -y su "gracia", muy bien explotada en aquella película en la que Analía Gadé se liaba la manta en la cabeza y estilográfica en mano se buscaba un trabajo que le duraba dos años justos (los que tardaba en llegar al poder el partido conservador), cada dos años (en que volvían los liberales y dejaban de nuevo trabajar a las mujeres). He hecho indagaciones en internet y si no me equivoco el título es "Sólo para hombres", también memorables son "La vida por delante" (estudia, Pedro, estudia, que le decía con su acento argentino a Fernando Fernán Gómez) y "La vida alrededor", secuela de la anterior (como me enrollo ¿no?)- sino porque francamente no creo en sus soluciones. 
Me parece increíble -e imperdonable- que después de varios años en el gobierno R. pueda tener soluciones metidas en la manga y no las haya utilizado; y en cuanto a R., pues aquí me pierde una "regla de tres" de elaboración propia, digamos que encuentro cierta similitud "no sé porqué" entre mi entorno laboral y el partido de R. Trabajo en un sistema semi-funcionarial, en el que identifico tres niveles, que llamaré cabeza política, agentes sociales y ciudadano de a pie. Pues según esta teoría, por similitud, todo el avance social de R. consistirá en pactar con los agentes sociales -que en el universo político son sindicatos y patronales- dejarles contentos y mientras, que el ciudadano de a pie rece "ojalá que llueva café en el campo". Es una metáfora ininteligible, soy consciente, pero digamos que es una "intuición" propia sin fundamento, por lo qué mejor ni le hagáis caso. Así que, como gran argumento os diré que soy contraria a muchos puntos que el partido de R. defiende, entre ellas la privatización de empresas públicas como panacea. Yo optaría por la concesión, es decir, vende la gestión temporal de esas empresas -pero la del agua no, la del agua nunca- a capital privado, pero no te deshagas de recursos básicos o productos tan rentables como el juego en este país.
Total, que en toda está vorágine me quedaba la otra R. Un tercer elemento con fuerza para llegar a ocupar alguna butaquita, e incordiar un poquito, dejando claro que la calle es de todos. Lo veía muy claro, pero por diversas situaciones a día de hoy veo necesario seguir indagando, para tener argumentos más fuertes a la hora de defender, ante mí y mi sentido de la coherencia, porqué voté tal cosa el 20-N.
Y aquí ando, muy perdida, así que para el que quiera información más fiable os recomiendo pinchar aquí, un repasito de la mano de un señor politólogo. Por lo menos hacedle caso y votad, lo que si tengo claro es que las cosas se cambian desde dentro (pero esta es otra historia que me permitirá enrollarme otro día un poquito más).
No dejéis de indagar, libera endorfinas, fijo.

El niño de la bicicleta


El niño de la bicicleta necesita un abrazo muy grande, que le digan que él no es el problema, sino que su padre es un desgraciado (bueno, eso no es necesario que se lo digan tan a lo bruto, pero sí que lo entienda). El niño de la bicicleta tiene suerte, porque por azar abraza a la persona adecuada. El niño de la bicicleta sufre situaciones que ningún niño debería sufrir. El niño de la bicicleta necesita amor, mucho amor, y la persona adecuada está dispuesta a dárselo. Lo único que no todo se ve en pantalla.
El niño de la bicicleta es una peli muy europea (es belga con capital francés), pero no precisamente mediterránea. Por eso la espectadora española echa de menos palabras, aspavientos, y más abrazos. Aunque todo se intuye. El niño de la bicicleta es una sucesión de situaciones que generan reacciones, algunas aparecen en pantalla y otras no.
El niño de la bicicleta es una historia preciosa, pero contenida. Contenida en su relato, pero llena de emociones implícitas (o a lo mejor es la espectadora española la que está llena de emociones). A lo mejor es una película que te exige ser empática para disfrutarla (Ummmh, es otra teoría). A lo mejor el niño de la bicicleta te parece lenta, no lo sé. ¿Te la recomiendo? No lo sé. Yo la he disfrutado y me alegro de haber acompañado al niño de la bicicleta durante un par de horas, es como si le hubiese apoyado un poquito.
El niño de la bicicleta transcurre en unos paisajes muy cercanos -humana, no geográfica, mente hablando-, me gustan sus escenarios, pueblos belgas imagino.
(Lo he vuelto a hacer, me he ido sola al cine, esta vez la V.O. en francés. Me encanta, creo que acabaré viciándome).

lunes, 7 de noviembre de 2011

Una exposición es siempre parte de un todo mayor




Es el título de la exposición de René Daniels que estará en el Palacio de Velazquez (Parque de El Retiro) hasta el 26 de marzo de 2012. Esta vez os aviso con tiempo.

Y es un título sugerente y muy certero. Hace un par de domingos, con la cabeza llena de ideas, me lancé a un paseo solitario con objeto de encontrar un banquito al sol, sacar un cuaderno y darme un respirito.

Pero hay días en que entrar en El Retiro es como atravesar la puerta del armario de Narnia, una no sabe lo que se va a encontrar. Y yo aquel día me encontré el otoño en todo su esplendor, paré en la Casa de Vacas para ver los cuadros premiados en el concurso de pintura rápida de este año, se me antojó acercarme al estanque que hay junto al Palacio de Cristal y en el camino me topé con un rincón para mí desconocido y con la exposición de René Daniels.

Nacido en Países Bajos en 1950, desarrolló su obra -relacionada con el movimiento punk- durante los años 70 y 80.

Os la recomiendo. Es gratuita y además, a la entrada, no sé si era ese día o lo seguirán haciendo, me regalaron un pase para el Reina Sofía.


La exposición está llena de guiños divertidos, perspectivas sorprendentes, mucho vinilo en tela y juegos ingeniosos. A mi me gustó. Conecté con los cuadros. Me divertí. Me hicieron sonreír sus títulos, sus flores de primavera, sus ies y sus puntos...

jueves, 3 de noviembre de 2011

Apuntes

Desde hace mucho, mucho tiempo, llevo siempre flotando en mi bolso un cuaderno y uno o varios bolígrafos. Son reflejo de mi confianza en que con estas manitas y mi cerebelo puedan pescarse y combinarse acertadamente algunas que otras palabrejas interesantes.
Es cierto que mis cuadernos no son el best seller que me gustaría que fuesen -envidio a esa gente que escribe y dibuja maravillosos libros de viajes, yo siempre vuelvo de mis excursiones con cuatro nombres escritos en la primera hoja y alguna que otra anotación para no olvidar qué sitio exactamente era ese-, pero a veces me sirven para desahogarme o pescar ideas para el blog.
El caso es que desde hace unos días, supongo que lo habréis notado, padezco uno de esos silencios vitales que de vez en cuando me envuelven. De pronto me golpea una idea y parece que la voy a agarrar, saborearla, elaborarla y lanzarla, más para disfrute mío que vuestro. Pero el caso es que luego llego aquí, me conecto, indago y la idea se ha minimizado de tal forma que no consigo darle aliento vital. Qué se le va a hacer.
Una imagen de las últimas semanas
Pero siento mi balcón tan vacío durante esos días. Sufro tanto por mis pensamientos... mis dalias y mis petunias, agonizantes en las macetas, que aquí me tenéis, repescando un viejo borrador (los dos primeros párrafos) abandonado bajo el felpudo, y esbozar dos o tres impresiones de las últimas semanas, no muy elaboradas, pero lo suficiente para rellenar unas líneas, abrir las ventanas de este balcón mío, dejar que el aire circule, me oxigene y me reactive.
Me encantó a principios de la semana pasada encontrar una persona que se percatase, al primer intercambio de ideas, de que funciono en mono. Nunca me había pasado. Eso es observar, pensé, mientras me daba cuenta de que, de motu propio, dirigía su voz hacia mi oído izquierdo, esquivando el derecho. Luego me enteré de que era profesora de música. ¿Deformación profesional o buena observadora? No sé, pero está claro que es cierta la diferencia entre territorio y mapa (nuestra propia interpretación del territorio), en función de donde enfoquemos nuestros sentidos y nuestra atención nuestra percepción es diferente.
Este año se siguen llevando las botas muy altas, dijo alguien esa misma noche en una conversación común, este año, querida, le contesté a ese alguien, se lleva lo que tengas en el armario.
Y un último apunte, en letras bien grandes, a ver si muevo el corazoncito de alguien y me participáis (con lo importante que es participar y divertirse): tenemos un concurso pendiente y me estáis dejando muy mal ante Maru y su petulante punta de la nariz mirando al cielo. (Con lo fácil que es mandar un e-mail desde Tegucigalpa; proponer una tarde a los pies del estanque de El Retiro para ver quien avista la carpa más gorda, desescamada y fea; contar con gracia aquella vez que te enamoraste del vecino de enfrente y luego te diste cuenta de que era aquel matón que cuando tenías diez años te levantó la falda a la salida del Burger y como respuesta le tiraste la fanta de limón por encima de la cabeza; o hacer una foto de un bonito mirador de Madrid con dos tiernos ancianitos mirándose a los ojos). 
I need your feed-back, como may's water.

miércoles, 26 de octubre de 2011

Thinking



No volveras a ser el mismo, decía la publicidad de El Ser Creativo. ¿Soy distinta? Desde luego que sí. Cada día soy distinta. Porque a cada minuto soy distinta supe que tenía que acudir a El Ser Creativo, y naturalmente después de salir de El Ser Creativo volvía a ser distinta. Es lo que tenemos los seres excesivamente pensantes, que no permanecemos en la misma posición ni cinco minutos. Pero eso no quiere decir que basculemos de una postura a otra, aunque en ocasiones nos ocurra, más bien somos como el Universo que está en expansión, acelerada (Pérez Mercader y Álvarez-Gaume, dixit).


El caso es que ver reafirmada -aumentada, enriquecida, pulida, reestructurada y muchas cosas más- tu línea de pensamiento por un congreso de mentes brillantes, y no por un libro de auto-ayuda o una ciencia de la new-age, genera subidón. Sí, aunque parezca mentira, filósofos, científicos y empresarios triunfadores hablan de gestión emocional, pensamiento positivo, trabajo en equipo, autoestima, organigramas sencillos, flujo de la información, hacer el bien, afecto, y otras cosas tan alejadas del pensamiento tradicionalmente racional que a muchas corbatas la seda se les pondrá de punta.


Así que desde hoy me declaro públicamente abanderada y defensora de cosas tan obvias como (¡atención ideólogos de los grandes partidos políticos, soy una votante abriendo su alma, no pido mucho):

  • Un sistema educativo que deje de ser, de una vez por todas, un arma política -no se pueden cambiar las bases del sistema educativo cada cuatro años, vamos por favor, se podrán mejorar cosas, no dinamitar con cada cambio de gobierno- que incluya entre sus objetivos -o asignaturas- crear personas emocionalmente inteligentes y que ponga especial atención en el valor del individuo como terapia de choque contra del fracaso escolar. (Como dice Mario Alonso "Somos fuegos que hay que encender, no cubos que hay que llenar").
  • Una economía enfocada a generar riqueza entre todos y para todos. Porque ¿a dónde puede ir un país con donde la mayoría de la población trabajadora -que ya reduce bastante la premisa ¿no?- no va a poder consumir más allá de sus gastos de "supervivencia" mínimos y si se alcanza? Sí, sigo diciendo que la primera reforma laboral que necesita este país es el aumento del sueldo mínimo. Y aquí que me escuchen los sindicatos y las patronales: yo cambiaría el despido libre por el sueldo decente (ya se sabe "más vale pájaro en mano"), generaría más confianza en uno mismo, más flexibilidad y menos miedo.
  • Una economía que facilite el camino del emprendedor y una educación encaminada a crear emprendedores. (Ya que a nosotros no nos va a llegar, al menos que nuestros hijos -o sobrinos- y nietos den forma a un país de ciudadanos más dinámicos, optimistas y valientes).
  • Una forma de pensar basada en la premisa de que nadie está en posesión de la verdad. Por favor, escuchemos al de enfrente. Abramos la mente. Concedamonos la duda. Equivoquémonos, reestructurémonos, reconozcamos que nos equivocamos en determinados momentos, y nunca, nunca, nunca nos aferremos incondicionalmente a una postura.
  • Compartamos pensamientos, ideas y sentimientos. Y escuchemos. Practiquemos el feed-back. Una pequeña sugerencia puede voltear tu perspectiva, hacer que te la replantees, darle una nueva forma y conseguir que algo que sólo era una idea vaga se convierta en un gran proyecto.

Esas cositas y alguna que otra más, que ya irá saliendo. ¡Otro mundo es posible!

sábado, 22 de octubre de 2011

Y aún hay más...

Sí ha habido mucho más en el II Congreso de Mentes Brillantes, no os he contado nada de las charlas del miércoles (sobre la salud del futuro y el futuro del planeta) porque el balcón no pudo estar allí. Pero os recomiendo que hagáis como yo, que esperéis un par de días y luego empecéis a buscar los vídeos en Internet, de las del miércoles y de las que os he resumido, porque merece la pena.
Cada uno de esos grupos de exposiciones que os he "resumido" (y resumido es un decir, porque no sé yo si he sido demasiado extensa) ha ido seguido de un debate sobre el tema, que ya no os voy a relatar, pero de los que tengo intención de poneros aquí algunas frasecitas:

Juan Luis Arsuaga: como historiador asegura que el cambio más revolucionario del último siglo ha sido alcanzar la igualdad entre los dos sexos y una de las cosas que debemos esperar del futuro es alcanzar la igualdad total.

Luis Álvarez-Gaumé: Tenemos una "educación corta de miras", el Estado no aprovecha la inversión que realiza en cada individuo.

Bernardo Hernández: En España no pensamos a lo grande. Es un país de esfuerzos pequeños. Faltan técnicos situados en la vanguardia de la tecnología y que sepan de negocio, de ganar dinero. No hay tradición, hace falta que llegue "nuestro big-bang". A los candidatos al gobierno les recomienda: Ponérselo fácil al emprendedor (reducir trabas administrativas y fiscales), apoyar el negocio de la ciencia, y, sobre todo, que el que gestione todo esto no sea un político, sino un científico.

El debate de la última mañana entre los participantes del ciclo "El poder de la libertad" ha sido apasionante, en especial, por las diferentes posturas o perspectivas. Una ideóloga del partido comunista chino a la que se le ha reprochado un discurso tan "humanista" viniendo de quien viene. Una economista africana que rechaza la doble moral y el paternalismo occidental, denuncia el bloqueo occidental al producto africano, e incide en que la ayuda debe centrarse en conseguir crear en los países en desarrollo gobiernos que rindan cuentas y mecanismos para generar empleo y desarrollo económico, porque hay formas de hacerlo. Una jueza iraní forzada a abandonar su cargo por el gobierno fundamentalista de su país, que cree que los países en desarrollo no deben idealizar los países occidentales, pero tampoco odiarles, hay que buscar sus puntos positivos y aprovecharlos. Y la visión de un ideólogo mejicano que opina que los derechos humanos son derechos humanos en todos los países. Mucha información con la que acabaría de aturullaros, pero buscadlo, buscadlo en la red y vivirlo.

Lo peor: la sensación de que la diferencia de perspectiva cultural, junto al "lost in translation", nos impidió acceder claramente a los argumentos de Wang Xiao Ping, (allí estuvo Dambisa, al quite, para intentar echarle un capote); y, por supuesto, la ausencia -justificada, eso sí, por los acontecimientos libios- de Bernard Herni-Lévy (privadita me quedé de écouter a otro sabio francés).

Y yo me digo, tanta mente brillante y qué poca repercusión mediática y qué poca presencia de políticos, lo que hubieran aprendido. (Pero todavía no he acabado, me temo que en los próximos días seguiré contandoos cosas).

viernes, 21 de octubre de 2011

El poder de la libertad



WANG XIAOPING (Ideóloga del partido comunista de china...)

"Sólo la lucha nos dará la libertad"


El aumento de población nos lleva a la sobre-explotación de los recursos. Debemos asumir nuestras responsabilidades.
El sistema de nuestros "antepasados" y sus pilares monetarios, financieros y políticos ya no sirve. Nos llevan a conflictos emocionales. Imperan las emociones negativas: la sospecha, la duda, la depresión. Somos esclavos del trabajo y la moneda.
Pero la humanidad estropeada se puede recuperar. Debemos encontrar el camino hacia un principio común de justicia y libertad.
La antigua creencia de que las leyes naturales crean desigualdades es errónea, ese concepto hay que modificarlo, pues en realidad bajo las leyes naturales se ha permitido que nazca la desigualdad.
El cerebro no es lo único que nos rige, lo singular del individuo son sus emociones; la revolución llegará cuando cambiemos nuestra forma de entender el ser humano.
Solo vemos el "poder exterior", pero hemos ignorado el "poder interior", el que cada uno de nosotros lleva en su interior. Dentro de nosotros hay cinco poderes -o derechos-: el lenguaje, el pensamiento, el movimiento, la atmósfera y la creación. Esos cinco derechos son clave para abrir una puerta a la libertad. Con ellos podemos crear un nuevo sistema cultural, una nueva relación entre nosotros y el poder. Cuando tengamos una sociedad dominada por la inteligencia, por los sabios, habremos introducido "alma" a nuestro mundo.
La lucha contra la enfermedad -uno de nuestros terrores- es un camino hacia la libertad.
Cuando se encuentre una energía única, ecológica y renovable, se eliminarán muchas desigualdades.
Un nuevo sistema de moneda, basado en el patrón "oro ideológico", porque es la sabiduría la que genera riqueza.
La compasión debe ser un elemento natural de nuestro cuerpo. Sin compasión, una persona no tiene libertad (esta reflexión viene precedida por la proyección de este horrible vídeo).
"Todos para el mundo y un mundo para todos".


SHIRIN EBADI (Premio Nobel de la Paz...)


Es pronto para usar el término "Primavera Árabe", porque la gran pregunta es ¿habrá un gobierno democrático en sustitución del derrocado?. Se podrá hablar de primavera árabe cuando impere la democracia o cuando la situación de la mujer en esos países mejore.


Por ejemplo, países como Egipto y Túnez, donde han conseguido derrocar a sus dictadores, queda mucho por hacer.
En países como Siria, Yemen, Libia, las personas luchan, pero aún no han encontrado la forma de crear una estructura para dar estabilidad al país. 

¿Cómo se puede mejorar la democracia y la situación de la mujer? Mediante:

1.- La secularización. Separar la religión de la política, para que los políticos no puedan hacer un mal uso de la religión. Pero esto no es bastante.
2.- La cultura tiene que cambiar. Estos países están basados en una cultura patriarcal (entendido como el sistema basado en la apropiación por una persona de la responsabilidad de guiar a su familia o a su país, no es sólo una cuestión de sexo). 
3.- Nueva interpretación del islam. Es una postura que defienden los "musulmanes modernos", quienes consideran permanentes las leyes que rigen la relación entre el individuo y Dios, pero creen en el cambio de las leyes que rigen las relaciones entre las personas, por ejemplo: nadie tiene derecho a interrogar al otro sobre su forma de rezar o su ausencia de rezo; el robo sigue siendo algo malo, pero a día de hoy debe castigarse de forma distinta, ya no se puede cortar la mano del ladrón.
"Podemos ser musulmanes y respetar la igualdad". La mujer musulmana pide a occidente que se de voz a esos "musulmanes modernos", que la prensa, las universidades, las sociedades civiles, las instituciones occidentales, ayuden a difundir las ideas de esos musulmanes modernos que defienden su religión, pero no los abusos que se cometen en su nombre.
"Todos estamos en el mismo barco. No permitan que los gobiernos antidemocráticos lleguen al poder"


DAMBISA MOYO (Doctora en economía...)

La definen como "provocadora intelectual", pero ella argumenta que sólo resalta lo que es obvio, para pedir a la gente que use su capacidad intelectual.
En la preparación para la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948) se apreció una gran brecha entre los "países occidentales", más centrados en los derechos políticos, y los "países emergentes" partidarios de la creación de derechos económicos. Y es que lo primero que los hombres deben tener son unos derechos económicos, que ya entonces los países occidentales poseían y no tenían que defender.
Muchos países en desarrollo luchan contra los parámetros que generan la pobreza. Las políticas de "cooperación al desarrollo" exclusivamente son insuficientes. La "primavera árabe" no es una lucha exclusivamente política, sino una petición de mejoras sociales.

Hay tres responsabilidades de los gobiernos; deben proporcionar:
1.- Bienes públicos: educación, infraestructuras y seguridad
2.- Un entorno con reglas, y apoyo en los malos momentos
3.- Un entorno que favorezca la innovación, que las personas puedan dar lo mejor de si mismas

En un mundo en que las desigualdades son cada vez mayores los gobiernos deben asumir sus responsabilidades. El reto del mundo en los próximos años es enorme, vamos a llegar a siete mil millones de habitantes. En 2050 llegaremos a nueve mil millones. Si queremos aumentar el número de integrantes de las clases medias queda mucho por hacer. La demanda va a crecer más que el suministro, esto dará lugar a conflictos. Para evitarlos es necesario sentarse en una mesa de diálogo y comprender que eso es insostenible.


ANDRES ROEMER (Creador de "La ciudad de las ideas" modelo trasladado a "El ser creativo")

"Somos muy fáciles de manipular, nuestra mente no se hizo para pensar, sino para lograr lo más con lo menos".
Cuando la democracia degenera surge la "Demonocracia". La gente vota por alguien, pero ¿qué ocurre cuando ese alguien se queda el poder, lo usa a su antojo y se justifica argumentando que la gente votó por ellos? 
Contra la Demonocracia:

1.- Autonomía individual del ser humano.
2.- Democracia, oigamos las voces de todos.
3.- Eficiencia. Revolución administrativa, los gobiernos no deben medir sus resultados por cifras concretas (número de hospitales creados) sino en indicadores (tomo el país en esta situación y lo dejo en esta otra)

Nuestro cerebro necesita tener mente crítica.

Interesado. Es más importante ser Interesado que interesante
Diversidad, de fuentes, para favorecer un cerebro crítico
Ejercitar el cerebro. Preguntarse cada noche qué aprendí, en qué soy distinto.
Algo importante. Crear algo importante, que nuestras ideas sirvan para innovar.
Ser rebelde. Cuestionar el status quo, empezando por nosotros mismos.

¿Hacia dónde vamos montados en la tecnología?

BERNARDO HERNÁNDEZ (Director de productos emergentes de Google...)

La creatividad es inherente al ser humano, en cada mínima actividad diaria la usamos, pero también cuando creamos productos y servicios.

Según la definición de Luis Bassat, creatividad es dar la solución a un problema con algo: distinto, mejor y, además, con una masa crítica tal que acaba convirtiéndose en un estándar (es decir que ese producto/servicio acabe convirtiéndose en el modelo de los de su clase). Ejemplos de esta definición son Google, YouTube, iOS, o Facebook.

Para alcanzar el éxito es necesario:

1.- Situarse en la frontera de lo posible (saber lo que la tecnología es capaz de hacer y contar con el talento y los recursos necesario para ello).
2.- Tener presente que una buena idea debe contar con la necesidad de hacer negocio.
3.- El caos es necesario. Ninguna idea sale de un plan ordenado. El caos genera diferentes alternativas.
4.- Equivocarse es bueno. El error es lógico, y además, de él se aprende, hace que replantées.
5.- Poca jerarquía: los entornos planos hacen que la información fluya más fácilmente. Ocultar información no es inteligente.
Todavía quedan muchas cosas por hacer en la red, muchas oportunidades.


LUIS ÁLVAREZ-GAUMÉ (Director del grupo de Física Teórica del CERN de Ginebra...)

(Ya os advertí tres entradas más abajo que en el cosmos me pierdo, así que ésta será resumidita, mea culpa)

De toda la materia "pesable" que hay en el universo, sólo conocemos un 4,4%, es decir el 95% nos es totalmente desconocido. Y del 4,4% que conocemos apenas entendemos su comportamiento.

Esto nos da esperanzas sobre la cantidad de información que hay ahí fuera. Las posibilidades, a medida que avance la ciencia, son insospechadas...

Y apuntad esto, los astrófísicos hablan hoy de "lado oscuro", compuesto por: agujeros negros, materia oscura y energía oscura. (Os hago partícipes de algo mas "in" que cualquier tendencia de moda).






ALBERTO CALERO (Experto en aplicación de la nueva tecnología de la Ciencia de las Redes...)

(Aquí también os voy a hacer interpretación propia, nuevamente, mea culpa)


Alberto Calero colabora con Laszlo Barabasi a nivel académico y empresarial. Es, como pone más arriba, experto en el análisis de redes.

Esta nueva ciencia nos permite obtener una nueva radiología de ciertos fenómenos. Una especie de matemáticas que nos encaminan hacia un mundo más previsible. Empresas, Universidades, relaciones entre diversos organismos, comunidades educativas, cualquier cosa es traducible a un esquema de redes.

Cada elemento, cada persona es un nodo. Cada relación de un nodo con otros se representa mediante una línea. Así se obtiene un entramado que puede, por ejemplo, hacernos visible como circula la información dentro de esa comunidad, descubrir las carencias y ponerles remedio.


RANDI ZUCKERBERG (Responsable de estrategia y mercados de Facebook... y hermana de su fundador)

Un resumen de las posibilidades que las redes sociales, y en especial Facebook, ofrecen a las empresas: Dar a probar el producto al cliente (mediante promociones), crear fidelidad, humanizar el negocio, conocer al cliente (por ejemplo creando foros sobre acontecimientos de actualidad), manejar situaciones de crisis (es una forma rápida de contactar con los clientes y tranquilizarles en momentos de crisis, más inteligente que permanecer callados), hacer encuestas, nuevas opciones de comercio electrónico, apoyo al cliente, interactuar a tiempo real, uso del teléfono móvil para un montón de gestiones (¡hasta cobrar un cheque mediante una foto del mismo!)...

jueves, 20 de octubre de 2011

Genética y Educación. Educación ¿Para qué?


SERGE LATOUCHE (Economista y filósofo francés...)


Defensor del DECRECIMIENTO SOSTENIBLE. Somos tóxicodependientes de la sociedad de consumo, nosotros somos los drogadictos y las multinacionales los traficantes. Hemos creado una sociedad basada en el crecimiento sin fin, a mayor producción, más necesidades. Pero eso conduce a la catástrofe, el crecimiento indefinido en un mundo finito es imposible.

Debemos liberarnos de esa dependencia económica. El papel de la educación es muy importante. A nivel personal debemos recuperar nuestra autonomía. Reutilizar, Reciclar, Reevalura, Reconceptualizar, Reestructurar, Reubicar...


MARK WOERDE (Guru del Marketing Prosocial...)

Autor del libro "Como la publicidad curará al mundo y tu negocio" que el propio autor invita a descargar gratuítamente.

Es el momento de un cambio radical en las marcas que antes centraban su publicidad en halagar el hedonismo de sus clientes y ahora deben aportar un valor social. Mark Woerde pide destinar un 1% del presupuesto en publicidad a estos fines sociales. El gasto mundial en publicidad se situa en unos 450.000 millones de dólares.

¿Por qué? Porque hacer el bien entra en nuestra naturaleza, libera oxitocina. Un 74% de la población piensa que ayudar es una de las razones que dan significado a la vida. A un 61% de la población española y un 59% de la población mundial les gustaría hacer más cosas por los demás, pero les falta tiempo y, sobre todo, dinero. Es aquí donde entran las grandes marcas.
El marketing prosocial significa dar un paso más allá del simple "comportamiento responsable".


MARIO ALONSO PUIG (Neurocientífico...) Y un comunicador bárbaro, con alma de cuentacuentos

Mentes brillantes son aquellas que se dejan sorprender.
En marzo de 2000 se secuenciaron los 25.000 genes que forman el genoma humano.
¿Determina la genética nuestro destino? 
No del todo, quedaos con estos dos conceptos: Neuroplasticidad y Epigenoma (digamos, una especie de interruptor que existe sobre cada genoma y que puede activarse). En Febrero de 2009 se hace público un experimento que demuestra el desarrollo de la memoria a largo plazo en ratones con problemas de memoria, mediante ejercicios de atención. Los descendientes de esos ratones nacen ya con esa memoria potenciada.


La educación debe SACAR DE DENTRO. "Somos fuegos que hay que encender, no cubos que hay que llenar". Pero nunca conseguiremos encender esos fuegos si no creemos que existen.

El mundo ha cambiado y la educación también tiene que hacerlo. Hay que fomentar la creatividad, el trabajo en equipo, eliminar el miedo, sacar fuera lo que generamos dentro, el debate, la reflexión... Ver la semilla de un ser humano y hacerle creer que puede alcanzar lo que le parece imposible.
El ejercicio físico (de cualquier tipo, el simple movimiento) favorece la neurogénesis, mueren menos neuronas y ramifican más.


DAVID KONZEVIK (Economista argentino, predijo la "primavera árabe"...)

La velocidad de cambio actual hace que hay que tener en cuenta tres parámetros:

- Globalización: Las empresas "juegan en una liga mayor". Ya ninguna se puede limitar a considerar que sólo participa en una economía local.

-Renovación del conocimiento: "Soy lo que sé", no sé, no existo. ¿Hemos renovado nuestras capacidad para acoger tanto conocimiento? Somos una generación puente que no llega a vislumbrar el nuevo mundo que viene.

-Revolución de las expectativas. Pobres en ingresos los hay hoy como ayer, pero hoy son ricos en información y millonarios en expectativas. Es un error no tenerles en cuenta.

¿De dónde venimos?



JUAN PEREZ MERCADER (Experto en física multiescalar aplicada a la astrofísica y cosmología...)

Si tenemos en cuenta el tiempo transcurrido desde el Big-Bang podríamos decir que "Atapuerca fue solo antes de ayer". Reducida esa escala de tiempo a la distancia que separa nuestra mano derecha de nuestra mano izquierda con los brazos extendidos, recortándonos el sobrante de una uña habríamos cercenado la historia de la humanidad a golpe de cortauñas.
Es ahora cuando empezamos a entender con "detalle científico" porqué estamos aquí y cómo evolucionamos. Desde las más sencillas formas de vida se han creado formas más complejas, la evolución ha ido creando los diferentes elementos de la tabla periódica.
El universo está en expansión. Los astrofísicos hablan hoy de materia ordinaria, materia oscura y energía oscura. Conceptos bastante desconocidos que se estudian, entre otros métodos, mediante simulaciones tecnológicas basadas en las ecuaciones de Einstein.


JUAN LUIS ARSUAGA (Director de los yacimientos de Atapuerca...)

Gracias a Darwin las preguntas ¿quienes somos? y ¿de dónde venimos? se convierten en una sola cuya respuesta ya conocemos.
No venimos del mono, SOMOS MONOS.
Las tecnologías más modernas que tenemos son la Imaginación y las palabras.
En cinco "diapositivas mentales" Arsuaga nos resume la evolución humana, la última estampa presenta a un grupo de jóvenes en un local, debatiendo mientras se alimentan de comida basura. Tienen un proyecto. Son vivos y activos, poseen el futuro.
Nos lleva así a la última pregunta ¿hacia dónde vamos? Cree que es una pregunta muy española. Somos pasivos, pensamos que el futuro va a llegarnos, no estamos acostumbrados a ser creadores de futuro. La pregunta correcta es ¿QUÉ VAMOS A HACER?


EDUARD PUNSET (Escritor, abogado, economista y divulgador científico...)

¿Qué es lo que diferencia al ser humano? "La capacidad de disfrutar e intercambiar información". Estamos viviendo la explosión de las redes sociales.

¿Qué está cambiando? Hay tres descubrimientos muy significativos:

1.- Plasticidad cerebral. Estamos programados para ser UNICOS. Con la experiencia podemos transformar la genética y la conducta de la gente. El intercambio de opiniones es enriquecedor. "Es el momento de saber lo que queremos hacer PORQUE LO PODEMOS HACER". Si uno se para el cerebro deja de producir neuronas. Hay que mantenerse activo.

2.- Gestión emocional: Hace falta autoestima y seguridad para "lidiar con el vecino", es algo que ya sabemos y se empieza a incorporar a los sistemas educativos. La falta de cariño genera desconfianza, el afecto genera curiosidad por conocer al otro.

3.- Confianza en la intuición. En nuestro cerebro hay procesos cognitivos supercomplejos que superan, con mucho, el simple "pensamiento racional".

Por primera vez nos preocupamos de la GESTIÓN DE LAS EMOCIONES. Se valoran nuevas competencias como la capacidad de trabajar en equipo -en detrimento de la competitividad- o se descubre que es absurdo jerarquizar las diferentes disciplinas (¿por qué ha de ser más importante la física que la danza?)



Mientras la ciudad camina


Mientras la ciudad continúa su ritmo diario y sin que muchas veces nos enteremos, algo está cambiando. Mientras salimos de casa, vamos al trabajo, rellenamos expedientes, compramos el pan, hacemos la comida... mientras todo eso ocurre algo están cambiando. Alguien puede estar teniendo una idea genial, o simplemente teniendo una idea o quizás sólo esté preguntándose por algo. Puede ser un científico, un filosofo, o simplemente tú.
Hoy, mientras la ciudad seguía con su ritmo diario, algunas de las más de 21 mentes brillantes que participan en El Ser Creativo (II Congreso de Mentes Brillantes) se reunían para exponer sus ideas y, más que responder a la pregunta "hacia dónde vamos", encontrar el camino para utilizar correctamente las herramientas de que disponemos para llegar a ese dónde sea que nos dirijamos.
Y el Balcón ha estado allí, así que en pequeñas pildoritas, intentaré resumiros la intervención de 21 minutos de cada uno de los ponentes (unas mejor que otras, confieso que cuando llegamos al espacio yo me pierdo y bastante) y sus puntos más destacados.
Os resumiré que la idea del congreso es presentar 21 mentes brillantes, que en 21 minutos cada uno (tiempo que se estima que el cerebro humano mantiene toda su atención) exponen las ideas con las que están cambiando el rumbo de la humanidad (pero dadle al enlace de arriba y enteraos de todo).
Entrad en la presentación de cada uno de los ponentes, identificadlos, recordad sus nombres, leedles, haceos seguidores suyos y procurad no perderles la pista.
Para acortar un poco, os voy a resumir las exposiciones de hoy, con los ponentes que figuran el programa. Aunque en cada una de las dos primeras charlas ha habido un ponente más; en la primera ha sido Beatriz Lara Directora de Estrategia e Innovación de BBVA y en la segunda Nieves Segovia presidenta del SEK (ambas entidades patrocinadoras).
Y como conductor del Congreso, Manuel Campo Vidal, comunicador increíble y, decididamente, otra mentre brillante.
Las fotos no son muy buenas, ya sabéis que la parte gráfica no la tengo dominada del todo.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Mientras duermes (o ¿por qué no miras debajo de tu cama?)



Reconozco que fui a verla porque fue uno de esos planes chas en que alguien se acuerda de ti entrada en mano. Peli de miedo y española, os lo confieso, no entraría en mi búsqueda. Sin embargo la película me sorprendió. Es de intriga, que no de miedo. Casquería, la justa, es decir, mínima... para ser honesta no hay casquería, igual un pelín de sangre.
Los actores muy bien: Luis Tosar y Marta Etura en los principales papeles. De la fotografía, dirección, banda sonora (soy malísima para percatarme de la banda sonora de las películas, en serio, lo mío es un defecto congénito, lo sé), etc... No comment, porque realmente no entiendo nada de ello. Pero en serio, no hay nada que chirríe, así que debe ser todo bueno.
La historia creíble, espeluznante pero creíble, y muy bien narrada. En realidad la acción pasa en un mismo escenario y ni te das cuenta hasta que te paras a pensarlo. El número de personajes es también mínimo. El protagonista genial actuado, pero odioso.
¿Os la recomiendo? Pues no sé, supongo que sí. Es que a mí la verdad se me hace muy duro ir al cine para ver a un tipo odioso empeñado en borrarle la sonrisa de la cara a la gente. Pero ahora que lo pienso, yo salí del cine contenta (no por el tío odioso, claro. Perdona Tosar, que la cosa no va contigo, aunque supongo que es un éxito que tu personaje sea odioso ¿no?). Venga, vale, os recomiendo la peli de miedo española (y luego comentamos, porque claro, no es cuestión de que os cuente el argumento).
Me estoy dando cuenta de que cuanto más pienso en ella y más os escribo de ella más convencida estoy de que es una buena película. Bastante buena yo creo.

domingo, 16 de octubre de 2011

Manifestando, que es gerundio

Acuciada por mi conciencia social di prioridad este fin de semana a la manifestación. No me arrepiento. Hemos pasado tres horas en la calle, felices, con una temperatura estupenda y rodeados de personas de caras sonrientes. 

Sí, a pesar de "la que está cayendo", sonreímos, porque estamos seguros que hay otro camino, otra forma de hacer las cosas, y que, de alguna forma, estamos contribuyendo a encontrarlo.

Éramos muchos, muchísimos. De todas las edades y, seguro, muy diferentes. Había asociaciones, identificadas por sus pancartas, con reivindicaciones propias y una gran mayoría de ciudadanos -solos, en pareja, con niños, en grupos de amigos- que sólo querían transmitir su indignación.

(Os tengo que confesar que no me he preparado como una hábil reportera gráfica. Me he dejado la cámara en casa, confiando en la resolución de mi nuevo móvil, lo malo es que no tengo muy controlada la autonomía de la batería. Pero no os preocupéis, a mi lado llevaba un par de fotógrafos suplentes, así que, en breve, os regalaré algunas fotos más. Aunque os lo advierto, ni las palabras ni las imágenes os podrán retratar, verdaderamente, la manifestación. Mi consejo, no os perdáis la próxima).


viernes, 14 de octubre de 2011

Premios El Balcón 2011

Me decía Maru que este año no íbamos a hacer concurso, que luego no participáis y tenemos que forzar los ganadores. Además, con la crisis, argumenta la co-directora, el Consejo de Administración ha reducido el presupuesto.
Pero Maru -he expuesto con criterio, como co-directora que también soy- lo bueno de la crisis es que agudiza el ingenio, que la gente valora cualquier detallito y que se buscan formas de entretenimiento alternativas. Yo creo que este año vamos a tener respuesta. (Mira ya tenemos un nuevo seguidor, lo que representa un incremento del 11'1111%, respecto de ayer mismo, ninguna economía crece a ese ritmo).
Con semejante grado de optimismo y la evidencia de tales premisas lógicas, he conseguido su voto para convocar un nuevo concurso. Eso sí, Maru no se ha privado de cerrar la conversación con un "desde luego Mel, tienes más moral que el Alcoyano" y de imponer dos condiciones bastante duras, la verdad (yo creo que a Maru la señorita Rottenmeier le marco mucho). Esas dos condiciones son: 1.- No nos cortaremos un pelo, si el premio queda desierto, queda desierto; y, 2.- La participación es fundamental, y por participación se entiende voluntad propia de formar parte del concurso. (¿Os he contado que Maru tuvo un novio que la llamaba la Maruxi de hierro?).
Y con tan halagüeñas previsiones y gran confianza en nuestros numerosos y fieles lectores (por favor no me falléis), he decidido crear las siguientes categorías:

a) Premio "Esperame en Siberia, vida mía":  Premiará a nuestro lector más lejano. Ahora que nuestro panel de estadísticas parece demostrar que hay vida ahí afuera, hemos decidido demostrar empíricamente que realmente hay lectores más allá de nuestras fronteras. La forma de participar es sencilla, sólo tenéis que manifestaros, nosotras mediremos en un mapa quién se encuentra más lejos. Y no os desaniméis, dada la participación del año pasado cualquier habitante de, digamos por poner un ejemplo, el Barrio de Aluche puede ser un buen candidato para optar al premio. ¿El premio? Un paquete postal con algún merchandising del balcón que idearemos con mucho cariño para el ganador (incluirá una carta ¡física! -¡no virtual!- firmada por vuestras admiradas Maru y Mel, como Dios manda).

b) Premio "Usted tiene ojos de mujer fatal": (Maru me repite que soy una ilusa, e igual tiene razón, pero por falta de oportunidades que no quede, además este premio sé que le va a gustar). Pues este premio es para aquella persona que nos proponga un plan divertido, bueno, bonito, original, y barato (ya sabéis, la crisis), para compartir con Maru, conmigo, o con ambas.  El premio: el plan se hará realidad y a gastos pagados.

c) Premio "Amor se escribe sin H": para la anécdota de amor más sorprendente, divertida, tierna, irónica, o lo que quiera Dios que se os ocurra, pero siempre con H de humor y buen rollito. El premio: la publicación en el Balcón con letras doradas y en lugar preferente con vuestras palabras o las nuestras (como prefiráis) y un servicio de redacción gratuíto (lo típico, una carta de amor que se os atraganta, una reclamación a telefónica, un trabajo escolar, lo que sea).

La forma de participar en todas las categorías: antes del día 22 de noviembre (víspera de nuestro aniversario) por e-mail a la dirección semanticae@hotmail.com indicando en el asunto el premio al que se opta.

¿Y por qué este concurso tan Jardielponceliano? Pues porque hoy iba en el metro y se me vino así a la cabeza y lo que son las casualidades, que comprobando en internet si había alguna fecha que lo justificase... tachan, tachan, tachan... alucinad: mañana día 15 de octubre se cumplen 110 años del nacimiento de Don Enrique (¿casualidad? ¿una señal?, qui lo sá?, pero porfa participad y divertios, Maru alucinará y yo quedaré como una reina, me juego todo el presupuesto de festejos, relaciones públicas, marketing y expansión del balcón, ahí es nada)

Ultima hora: por sugerencia de una de nuestras seguidoras añadimos una cuarta categoría a nuestros premios:

d) Premio "Los habitantes de la casa deshabitada": Concurso fotográfico. La foto deben ser la imagen de un balcón, preferentemente habitado, es decir, debéis enviar fotos de gente asomada a un balcón. Ganará el balcón más acogedor y apetecible. El premio: un bonito álbum de fotos decorado con motivos de El Balcón. No me digáis que con este no os pongo fácil la participación.